Velocidad carga

CARGA NORMAL

La recarga “Normal”, permite la recarga del vehículo eléctrico con un corriente máximo de hasta 16A en tensión alterna monofásica. En estas condiciones, la potencia disponible para la recarga es de hasta 3,68W y se necesita un tiempo comprendido entre 6 y 8 horas para completar la carga de las baterías. El uso típico de este tipo de recargas es para uso doméstico en garajes particulares o comunitarios, donde habitualmente pasan la noche los vehículos. Este tipo de recarga permite aprovechar la tarifa supervalle especial para la recarga del Vehículo Eléctrico.
 
CARGA SEMI-RÁPIDA 

La recarga semi-rápida permite la recarga del Vehículo Eléctrico con una corriente máxima de hasta 32A en tensión alterna monofásica o trifásica. En estas condiciones, la potencia disponible es de hasta 7,4kW en monofásica y de hasta 22kW en trifásica. El tiempo de recarga oscila entre 1 y 6 horas y el uso típico de este tipo de recargas es en espacios públicos como son centros comerciales, aparcamientos públicos, flotas de organismos oficiales o empresas privadas como pueden ser transportistas, taxis, etc.
 
CARGA RÁPIDA

La recarga rápida permite la recarga del vehículo eléctrico con una corriente máxima de 63A en corriente alterna y de hasta 400A en corriente continua. En corriente alterna trifásica a 63A la potencia disponible para la recarga es de 43,6kW. En corriente continua la potencia máxima es de 240kW, aunque habitualmente se trabaja con corrientes y potencias inferiores, ya que la necesidad de potencia disponible en la red es muy elevada y tiene algunos problemas técnicos. El uso típico de estos tipos de recarga es en estaciones de servicio para la recarga del Vehículo Eléctrico (electrolineras), que permiten asimilar la recarga del vehículo eléctrico al modelo actual de gasolineras.